Gofundme Psicohelp

La Justicia obliga a Wizink a devolver 8.000 euros a un tinerfeño por una tarjeta revolving

Declara nulo el contrato por intereses usurarios, anula la tarjeta revolving y cancela la deuda que aún tenía pendiente el afectado con la entidad.

Madrid, 24 de febrero de 2021. “Todo parece muy sencillo pero en realidad es una auténtica trampa”. Con estas palabras L.C.G, vecino de Tenerife, resume, ahora aliviado el drama al que se ha visto sometido por una tarjeta revolving que contrató en 2008 con Barclays Bank, ahora propiedad de Wizink.

Una pesadilla a la que por fin la Justicia ha puesto fin tras la reclamación interpuesta por los abogados de Reclama Por Mí y que ha provocado que el Juzgado de 1ª Instancia Nº 16 de Madrid, en su sentencia, declare nula dicha tarjeta revolving.

“La tarjeta me la ofreció una comercial, muy joven, en mi lugar de trabajo. Sinceramente, yo no tenía necesidad de contratarla pero me dio algo de pena; era una chica muy joven que yo pensé cobraría una comisión por cada nueva tarjeta que hiciera y bueno, como nos dijo que todo eran ventajas, al final accedí”, recuerda este tinerfeño.

Ventajas que no fueron tales y así, tras años pagando religiosamente las cuotas e incluso sin utilizar la tarjeta, la deuda que tenía L.C.G apenas disminuía.

¿La razón? Los intereses que estaban aplicando a la tarjeta revolving. Concretamente, un TAE del 23,9% en un principio que luego se incrementó al 27,5%, sin que nadie, desde la entidad, informase de dicha subida al afectado.

Estos intereses han sido considerados usurarios ahora por el Juzgado que ha declarado nulo el contrato de la tarjeta revolving y, con ello, obliga a Wizink a devolver exactamente un total de 8.009 euros, cantidad que excede de lo dispuesto por el afectado.

“Llegó un momento que yo no tenía trabajo y cobraba una pequeña ayuda social para mantenerme de la que, prácticamente la mitad, iba destinado a seguir pagando los intereses que me estaban cobrando en la tarjeta revolving. No podía más y decidí reclamar”, explica este tinerfeño.

Una reclamación que por fin ha puesto fin a la pesadilla que ha vivido y sobre la que alerta a todos: “A cualquier persona que esté a punto de contratar una tarjeta revolving le diría lo mismo: no cometas esa locura y si no tiene otra opción, mira bien la letra pequeña. Al principio todo son facilidades pero luego no es sino una espiral de deudas”, afirma L.C.G.

“Es necesario seguir luchando contra este tipo de producto financiero porque son muchas las personas atrapadas en sus consecuencias: un endeudamiento cada vez mayor y que parece interminable en el tiempo. Por eso, animamos a cualquier persona que se encuentre en esta situación a reclamar las tarjetas revolving, a hacerlo a través de profesionales y a salir de la espiral de deuda en la que las tarjetas revolving le han sumido”, afirma Fernando Renedo, socio fundador de Reclama Por Mí.  

Artículo Anterior

Homenaje en Los Realejos por el 208 aniversario del fallecimiento de Viera y Clavijo

Siguiente Artículo

14 patrones de pateras detenidos en Gran Canaria que cobraron hasta 2.500 euros por inmigrante



Forma parte de este proyecto
Donar
Quizás también te interese
Ir al contenido