Gofundme Psicohelp
Lucio Chiquito

Termina su Tesis Doctoral con 104 años, además resuelve un enigma milenario.

Aprovechó el confinamiento del coronavirus para acabar su Tesis que empezó hace 3 décadas.

El dicho dice que nunca es tarde. Eso debió de pensar Lucio Chiquito, el protagonista de esta historia. Lucio es un ingeniero colombiano que tiene 104 años. Su edad no le fue impedimento para terminar su tesis doctoral tres décadas después de haberla empezado, además de paso ha resuelto un enigma que no se había resuelto en miles de años.

Este Colombiano nació en 1916, se licenció en Minas, con un título universitario puso rumbo a Inglaterra donde a los 4 años hace un máster en la Universidad de Manchester especializado en las mayores de sus pasiones: la energía hidráulica. La tesis de este máster la empezó bastante tiempo después cuando tenía 73 años.

Hasta entonces, trabajó en una empresa de su país natal; allí diseño varios aprovechamientos hidroeléctricos para los ríos. Posteriormente montó Sedic, la empresa de ingeniería que construyo la Central de Betania y la fundación de la Escuela de Ingeniería de ntioquia.

Lucio Chiquito homenajeado por el Concejo de Medellín | Foto : Universidad de Medellin

Su tesis comenzó cuando el coronavirus confinó en su casa a las personas mayores que formaban parte de los grupos más vulnerables al virus. Lucio aprovecho ese tiempo que pasó en casa de Medellín confinado para terminar sus estudios.
Su tesis se enfoca en la extracción óptima del agua de la cuenca de un río para maximizar la energía hidroeléctrica.
Gracias a su investigación dio la fórmula matemática que permite calcular el caudal óptimo de un río para producir electricidad, esto hasta entonces era un enigma con mas de 2.000 años de antigüedad.

Lucio Chiquito explica; después de haber presentado su trabajo en la Universidad de Manchester, que su secreto para mantenerse en buena forma pese a sus 104 años se basa en tres pilares fundamentales: bañarse siempre con agua fría, comer mucha fruta y aprovechar las horas muertas para leer y estudiar.
El próximo que tiene en mente este ingeniero centenario es repasar la gramática alemana, un idioma que aprendió hace 90 años atrás.

Sin duda Lucio es un ejemplo de que la edad no es un impedimento para lograr tus objetivos, obviamente hay que poner voluntad propia, y dedicarle mucho tiempo, confiesa que “el tiempo viene y va y el que perdemos jamás volverá”.

Artículo Anterior

Nivel 2 de alerta para Gran Canaria y Lanzarote por Coronavirus

Siguiente Artículo
Test casero COVID-19

Un test de Covid-19 por menos de 90€ en Amazon EEUU



Forma parte de este proyecto
Donar
Ir al contenido