Gofundme Psicohelp

Trabajadores del espectáculo salen a las calles porque «ya no podemos más»

Trabajadores del sector del espectáculo salen a las calles para reivindicar unas condiciones dignas para el desempeño de su actividad.

Miembros del sector del espectáculo, artes escénicas, eventos y la cultura se han concentrado este domingo en varias ciudades para pedir «medidas concretas que aseguren el desarrollo digno de su actividad» y recordar a las administraciones la situación «de total abandono» en la que se encuentran.

Después de varios meses de inactividad y justo cuando se cumple también un año desde que se decretase el estado de alarma por la crisis sanitaria de la Covid-19, estos trabajadores han confesado que «ya no podemos más» y han denunciado nuevamente «las insuficientes ayudas a las empresas, autónomos y trabajadores de los distintos colectivos culturales»

Convocadas por la Movilización Unida de Trabajadores del Espectáculo (MUTE) en colaboración con otras asociaciones, estas manifestaciones se han trasladado a las calles de Valladolid, Madrid, Valencia, Sevilla, Córdoba y Zaragoza.

Bajo el lema «un año de condena», artistas, músicos, decoradores, técnicos de sonido, iluminadores, sastres o tramoyistas que forman parte de los 24.000 trabajadores de las 5.200 empresas de Castilla y León dedicadas al mundo de la cultura, el espectáculo y los eventos se han echado a la calle este domingo en Valladolid.

El portavoz de MUTE en la Comunidad, Manolo Perdido, ha calificado de «limosnas» las ayudas específicas para el sector, que pide ser reconocido como especialmente perjudicado, ya que si a la hostelería le ha afectado en un 50 por ciento a ellos ha sido en un 90 por ciento.

Tras un año de «inactividad total», en el que no han hecho nada de caja, Perdido ha insistido en ese «hambre» física que están pasando, pero también ese otro hambre «de cultura» que tiene la gente, de divertirse, ir a una verbena o escuchar a una orquesta.

«Mientra que el resto de sectores se reactiva, la cultura se está extinguiendo. Muere lentamente, agoniza bajo el yugo de la inacción y la falta de iniciativas. Ustedes están sepultando a un sector que es sinónimo de libertad, de crecimiento y de democracia. Y nuestra gente está harta de esperar y tener paciencia, porque tras las empresas y trabajadores hay personas y familias que ya no pueden esperar más», recoge el manifiesto leído al término del acto.

Un acto que ha contado con la presencia de «cientos de profesionales» y que ha tenido también «gran repercusión» tanto en Sevilla como en Córdoba, donde se han concentrado «cerca de 500 personas» en cada una de ellas, según ha reconocido a Efe Jose Antonio Duque, miembro del equipo de coordinación estatal de MUTE.

«En Madrid ha habido, quizás, menos gente; pero en Zaragoza y Valencia la respuesta también ha sido muy bueno, pues allí han salido a la calle con vehículos», añadía.

En Valencia, una caravana de unos 120 vehículos ha circulado por el centro de la ciudad y la protesta ha concluido con la lectura de un manifiesto en el que han recordado que llevan «un año sin trabajar y estamos pasando hambre, y no solo hambre física, que también».

«Somos un país hambriento de cultura, la necesitamos, la creamos, la respiramos y la vivimos. Y sobre todo es un derecho fundamental que nos está siendo arrebatado», afirman.

«Llevamos mucho tiempo sin ingresos y no podemos más. Para colmo en la última partida de ayudas aprobadas han dejado fuera al mundo de la verbena y de las orquestas. ¿A quién quieren ayudar si se olvidan de los que más lo necesitamos? Es inexplicable todo lo que hacen», concluye Duque.

Artículo Anterior

La EMA cree que el beneficio de la vacuna de AstraZeneca supera a su riesgo

Siguiente Artículo

En lo que llevamos de pandemia 23.500 personas han sido multadas en Las Palmas de Gran Canaria por no llevar mascarilla



Forma parte de este proyecto
Donar
Quizás también te interese
Ir al contenido