Gofundme Psicohelp

Vuelos “misteriosos” para impulsar el turismo en Australia

La compañía Qantas ofrece desde este miércoles vuelos “misteriosos” en los que los pasajeros no conocerán el destino de su viaje hasta el embarque.

A partir de mañana, Qantas empezará a ofrecer estos vuelos de unas dos horas, partirán de Sídney, Melbourne o Brisbane hacia un destino desconocido fuera de las grandes capitales. El pasajero sabrá el destino exacto en el momento de embarcar, así lo informó la aerolínea australiana en un comunicado.

El viaje va completamente organizado, el pasajero disfrutará de una serie de actividades turísticas y diferentes experiencias, como una visita a un viñedo, experiencias gastronómicas de lujo o un espectáculo de música en una isla.

La iniciativa se ofertará los fines de semana de Marzo, Abril y Mayo, incluye destinos como el monolito rojo sagrado Uluru, en el desierto del país Oceánico, la Antártida y otros que no han sido revelados.

Imagen de la Antártida


Las aerolíneas Australianas están buscando formas de aumentar sus vuelos, con las fronteras internacionales cerradas desde Marzo 2020 por la pandemia, están intentando reinventarse para seguir ofreciendo sus servicios.

Los vuelos «misteriosos» de Qantas, que eran populares hasta que fueron cancelados por la aerolínea en los años 90, costarán 576 dólares estadounidenses (477 euros) para la clase económica y 1.235 dólares estadounidenses (1.021 euros) en clase business.

La jefa de Atención al Cliente del Grupo Qantas, Stephanie Tully, señaló que «además de ayudar a que más personas vuelvan a trabajar, estos vuelos misteriosos son otra forma de apoyar a los operadores turísticos, especialmente en las zonas regionales»

Qantas sufrió unas pérdidas de 863 millones de dólares, unos 708 millones de euros entre Junio y Diciembre de 2020, provocando el despido de 2.000 empleados de tierra.

Artículo Anterior
planta desaladora canarias

Transición Ecológica subvenciona con 8,5 millones el funcionamiento de 23 plantas potabilizadoras

Siguiente Artículo

Después del año que vivimos peligrosamente



Forma parte de este proyecto
Donar
Quizás también te interese
Ir al contenido